EDITORIAL DEL AUTOR 21/02/2002
Qué es LA TERCERA VÍA

El concepto de TERCERA VIA se concreta en el Contrato de Sociedad

Análisis previo

El término Tercera Vía se emplea como expresión intermedia entre dos conceptos, como si se tratase de un arbitraje.

Dirigentes mundiales en el campo político, económico e intelectual, acuden al eco del nombre, sin haberlo podido definir por su complejidad, y cada uno lo explica a su manera porque sus puntos de vista tienen un denominador común: parten del análisis de las opciones políticas para buscar el punto exacto en que pueden ubicar la tercera vía, pero lo hacen en términos subjetivos y, en estas condiciones, no puede existir unanimidad de criterios. Discuten las bases del nuevo centro izquierda calificado como la tercera vía, buscando cuál puede ser su soporte ideológico e intelectual. Tenemos, pues, el indicio de que tercera vía quiere ser una corriente política, una actitud o una forma de gobernar que se mueve entre el centro y la izquierda. Yo opino que si buscamos la justicia social y de verdad trabajamos por el bienestar económico de los ciudadanos, tercera vía no puede representar una fracción del cuerpo social y, por tanto, debe tener carácter neutro. Los calificativos de derechas, izquierdas y centro, son términos válidos para definir las organizaciones políticas pero, hoy, esto no es suficiente. En la teoría política tienen cabida cuantas interpretaciones queramos dar de la economía, pero en la teoría económica, destinada a las personas, sólo son posibles dos grupos: los que proporcionan trabajo y los que aceptan trabajar. En esta relación no tienen validez las distinciones ideológicas y, por tanto, tercera vía no puede ser un término político porque su estructura es exclusivamente económica. La tercera vía no es ninguna alternativa política, tiene identidad propia y persigue una opción económica.

Mi Tercera vía es la expresión de un nuevo concepto de pacto laboral en el que los trabajadores se identifican con las empresas, dónde el trabajo y el capital operan unidos formando sociedad. Es una relación nueva en el trabajo, sin la contraposición de intereses de los convenios colectivos. Por tanto, considero incongruente buscar soporte ideológico e intelectual que identifique tal proyecto, porque es un proyecto político de base estrictamente económica que excluye las distinciones de derechas, izquierdas o centro. La tercera vía consiste en obtener la máxima productividad y rentabilidad en las empresas y conseguir para los trabajadores el 50 por ciento de los resultados, como propietarios del 50 por ciento de sus respectivos activos empresariales.

Este concepto, básicamente de carácter económico, políticamente neutro y socialmente global, en nada se asemeja a la tercera vía que trata de enarbolar el laborismo británico en busca de una nueva identidad, búsqueda que se va extinguiendo absorbida por el quehacer político diario, con mayor atención a las conveniencias de grupo que a la consolidación del estado del bienestar. Mi tercera vía tiene como soluciones inmediatas la creación de empleo a gran escala; un fuerte impulso económico con la construcción ilimitada de viviendas para cubrir todas las necesidades, y el fortalecimiento de las arcas públicas con recursos casi inagotables porque proceden del trabajo acumulado. Ignoro, por irrelevantes, las ideologías de los partidos políticos y me limito a canalizar y utilizar, hoy, el caudal de riqueza creada por el trabajo futuro de millones de seres vivos, para que a su vez disfruten, también hoy, de un bienestar que pagarán cómodamente con el trabajo del mañana. Una especie de tarjeta de crédito que facilita comprar y pagar con comodidad.

LA TERCERA VÍA es un Proyecto económico sin retórica ni matices políticos. Proyecto dirigido a toda la sociedad sin distinción de razas, creencias religiosas o preferencias políticas. Proyecto destinado a conseguir trabajo estable con ingresos sobrados para crear núcleos familiares económicamente independientes. Esta libertad, basada en el trabajo, dará paso a una sociedad alegre, creativa y dinámica.

En forma abstracta, los Estados soportan los siguientes desequilibrios financieros:
1. Presupuestos deficitarios.
2. Deuda pública asfixiante.
3. Prestaciones sociales costosas: (desempleo, pensiones por accidentes, jubilaciones, sanidad. )
4. Déficit de viviendas sociales.
5. Insuficientes asignaciones a la Investigación y Desarrollo.

Por tanto, los Presupuestos de los Estados tienen en común el déficit, el ajuste de las partidas de gastos, la disminución de las inversiones productivas y el aumento de la presión fiscal.

Las causas son simples: en las arcas de la Nación no hay dinero suficiente para atender todas las necesidades, lo que indica que los métodos tradicionales de equilibrio presupuestario han dejado de ser eficaces. Deben buscarse nuevas fuentes de ingresos, ajenas al concepto de impuestos, tasas, pedir prestado o vender patrimonio.

LA TERCERA VIA se apoya en la repetición constante de ciclos con tres componentes inalterables: trabajo, producción y consumo. La producción es consecuencia del trabajo y esta producción es consumida con trabajo constante. En cada ciclo se crea riqueza y los trabajadores, además de recibir su salario, percibirán la mitad de la riqueza creada por ser propietarios de la mitad del capital de las empresas. En síntesis, esta es la .LA TERCERA VIA como solución de problemas.

El trabajo permanente se consigue con la CONSTRUCCION ILIMITADA DE VIVIENDAS autofinanciadas, es decir, con coste CERO para el Estado.

Con el fortalecimiento imparable de la industria de la construcción surgen grandes RESERVAS FINANCIERAS libres, de disposición inmediata para impulsar la creación de nuevas industrias con ciclos propios de trabajo, producción, consumo.

Parte de las reservas conseguidas en la construcción de viviendas, sirven para financiar el 50 por ciento del capital de empresas para que los trabajadores sean copartícipes en la propiedad de los medios de producción. En consecuencia, la relación de los trabajadores con sus respectivas empresas no será por Contrato de Trabajo sino por CONTRATO DE SOCIEDAD

Próximo Editorial 1 de Marzo 2002
“Doctrina Social de la Iglesia, inspiradora del Contrato de Sociedad”

Ver TODOS los editoriales al final de CONTENIDO, en la primera página.

EDIRORIALES PUBLICADOS:

1. GLOBALIZACIÓN Tasa Montaner versus Tasa Tobin
2. S.O.S. ARGENTINA. Emergencia.
3. GLOBALIZACIÓN Y TERCERA VÍA
4. Qué es LA TERCERA VÍA

Francisco Montaner


Globalizar la vivienda con coste cero